INARDI

¿Cómo se puede ahorrar energía en el cuarto de baño?

¿Sabías que el cuarto de baño es uno de los lugares de la casa donde más puedes poner en práctica el ahorro energético? Esto se traduce en un ahorro directo en tus facturas de luz, agua y gas. Por tanto, vamos a proporcionarte una serie de recomendaciones para hacer un uso más eficiente de la energía.

GSI

Elige la potencia eléctrica necesaria y la tarifa de luz más adecuada 

 

Una de las variables que debes tener en cuenta para ahorrar energía no sólo en el cuarto de baño sino en la vivienda en general es la potencia contratada de electricidad. Hay que elegir en consecuencia esta cantidad porque a posteriori el precio por tramos de potencia contratadapara realizar un aumento puede salir bastante caro y reducirla también implica unos gastos. Además, el precio total de la factura de la luz también está en función de dicha potencia contratada, por lo que elegir la modalidad adecuada y la mejor tarifa para sacarle partido resulta fundamental para propiciar el ahorro tanto energético como económico en el hogar.

Existen multitud de tarifas en función del perfil de consumo de cada usuario. Lo más recomendable es recurrir a un comparador de tarifas.

Su objetivo es comparar tarifas de luz y gas dando la opción al consumidor de elegir entre el listado final de resultados para contratar los servicios de las compañías de luz y gas baratasdel mercado energético. Te recomendamos informarte bien sobre los requisitos y condiciones de cada tarifa antes de contratar.

 

Reduce el gasto energético en el cuarto de baño aplicando estas técnicas 

 

Además de racionalizar el uso de agua y luz artificial en el cuarto de baño, cerrar el grifo al enjabonarse y otras recomendaciones muy extendidas, existen otros métodos efectivos para el ahorro energético y de recursos naturales:

  • Instala grifos monomando si aún no los tienes con sistema anti goteo.
  • Coloca en los grifos un regulador de temperatura con termostato.
  • Cambia tu bañera por un plato de ducha o elige la opción de tomar una ducha en lugar de un baño.
  • Cambia el pulsador del inodoro por el sistema de carga parcial o doble pulsador.
  • Si tienes un termo eléctrico instala un reloj programador sólo para cuando necesites el agua caliente.
  • Prioriza el uso de agua fría cuando sea posible y cierra el grifo en los periodos de espera mientras te aseas. Por ejemplo: al lavarse los dientes.
  • Usa lámparas de bajo consumo para iluminar tu cuarto de baño.
  • Desconecta los aparatos eléctricos siempre después de usarlos: secador, cepillo dental eléctrico, máquina de afeitar…

 

Si quieres saber más al respecto, te recomendamos el siguiente contenido con recomendaciones proporcionado por la web oficial de la Comunidad de Madrid, que puedes consultar haciendo click aquí.

¿A qué estás esperando para poner en marcha tus nuevas técnicas de ahorro?

  • test :
YOUR COMMENT