INARDI

Las baldosas hidráulicas sobresalen por su estética

Los azulejos son un claro ejemplo de que lo viejo y nuevo -como el título de la película del director ruso Sergey Mijaílovitch Eisenstein- pueden convivir en un mismo entorno decorativo. Estas son las tendencias en el diseño y la decoración, desde el punto de vista de los revestimientos para el 2016 que acaba de empezar.

MIPA pavimentos y revestimientos italianosContraste de la paleta de colores

Es el clásico del azulejo: tomar un color y dotar al conjunto de una progresión lineal en su intensidad cromática. Funciona casi siempre y es, prácticamente, imposible que el conjunto quede desentonado, ya que los profesionales aciertan en la progresión cromática de la combinación de azulejos. Es un clásico en revestimientos que seguirá pisando fuerte en 2016.

Mosaicos hexagonales

Una tendencia que está cobrando fuerza y lo va a hacer en 2016: jugar con las formas geométricas en los azulejos, como en el caso del alicatado hexagonal. Crea un ambiente complejo, entre lo industrial y ecléctico, y se está convirtiendo en todo un referente en el diseño y la decoración de pavimentos. Por ejemplo, los urbanos en exterior (destacan las aceras).

El collage

El collage o patchwork se obtiene a partir de la combinación de un gran número de azulejos diferentes en color, dibujo, diseño y forma. Es posible usar hasta fotografías como motivos. Es una apuesta con mucho color y viveza, pero arriesgada, en según qué entornos, por lo que suelen estilarse en espacios recatados, como las habitaciones de invitados. Ha sido una constante durante el pasado año y todo apunta a que lo será en este.

brix pavimentos y revestimientos italianosSuperficies brillantes

Son las apuestas ideales para dotar de amplitud y luz a estancias que quedan relegadas a un segundo plano. Los colores claros, además, confieren amplitud a la habitación, si esta es de reducidas dimensiones. El glamour que aportan no es comparable a otra combinación de pavimentos y se usan, especialmente, para el cuarto de baño, donde la sensación de amplitud y luz se agradecen.

Azulejos con aspecto de piedra natural

Como el pavimento que tiene aspecto del hormigón, esta nueva tendencia es muy usada en dos estancias clave de la casa, en lo que a decoración de interiores se refiere: la cocina y el baño. La razón es que ofrecen un diseño práctico y discreto (no hace falta que el ojo se fije excesivamente en el suelo de estas dos estancias, por ser estas eminentemente funcionales), para poder concentrar el placer visual en otros espacios, como el salón, las habitaciones o el despacho.

Diferentes formas y texturas: dinamismo

Es una variante del patchwork, pero mucho más atrevida, ya que juega con la misma forma uniforme del azulejo, que se rompe para terminar con su monotonía y adquiere nuevas formas, relieves e, incluso, texturas (como la típica del ladrillo). Esta tendencia empezó en 2015 y tiene todos los condicionantes para estallar en 2016, con todas sus infinitas variantes y singularidades.

El infalible toque industrial

En 2016, los pavimentos hidráulicos conservarán su presencia en el escenario de los revestimientos. La estética industrial, con azulejos que imitan el cemento, es una alternativa de diseño que marcará tendencia.

Exteriores, maderas y colores: blanco y negro

En la arquitectura, ganan las construcciones realizadas a distinta altura y las piscinas se construirán con un pavimento antideslizante. Por otro lado, el blanco y negro imperarán en el azulejo, confiriendo un tono moderno y rompedor a un elemento tan clásico como el mosaico.

Por último, combinar revestimientos de madera natural con pavimentos de porcelana marcará tendencia este año. Destacará la incidencia de esta combinación en los dormitorios, donde se trasmitirá una sensación de relajación, reposo y amplitud.

brix pavimentos y revestimientos italianos

  • test :

Newsletter